Tratamiento del suelo pelvico

Para poder conseguir un buen resultado en el Suelo Pélvico, es imprescindible que lo valoraremos desde un punto de vista corporal global, ya que todas las presiones que llegan al cuerpo pueden afectar con mayor o menor efecto al Suelo Pélvico, dependiendo de la capacidad que tenga el cuerpo de adaptarse.

A nivel profesional, en todo el campo sanitario, cada vez más se valoran los problemas desde un punto de vista global como una patología pelvi-perinial (dentro de la pelvis y yeriné) porque cuando una víscera entra en disfunción (vejiga, útero, recto..), las otras se pueden ver influenciadas, ya que se encuentran en el mismo espacio y trabajan a partir de músculos comunes. Por este motivo es frecuente que se junten varios problemas a la vez.

Es importante saber que para poder valorar el Suelo Pélvico y tratarlo, se necesitará hacer por vía intracavitaria, es decir por vía vaginal, y en casos específicos por vía anal, siempre con un consentimiento informado y autorizado previamente por el paciente.

En el tratamiento en realidad no se hacen diferenciaciones por campos, porque tratamos aquello que está en disfunción y se adapta a las necesidades del paciente, pero para que se puedan hacer una idea del tratamiento, tienen parte de nuestras herramientas de trabajo repartidas en 3 campos:

Nuestro trabajo tiene límites y muchas veces requerirá de la ayuda de otros profesionales: ginecólogos, urólogos, coloproctólogos, sexólogos, osteópatas, kinesiólogos, psicólogos... para finalmente conseguir un equilibrio corporal máximo.