La infertilidad funcional femenina

La Infertilidad es un tema complicado sobretodo para aquellas personas que la padecen y es un problema habitual ya que todos tenemos alguna persona cercana a nosotros con este problema.

Antes de comenzar a leer el artículo, me gustaría que reflexionaran sobre todas las veces que han oído eso de "lo estuvo intentando y después de probarlo todo y dejarlo de intentar, se quedó embarazada". En este artículo vamos a intentar dar un razonamiento científico a esta frase y todo lo que engloba la Infertilidad funcional femenina, pero antes de analizarlo con lupa para ver que más se puede llegar a hacer, el primer concepto es que, aunque puede llegar a ser algo muy duro debéis intentar rebajar expectativas porque delante de la ansiedad, el cuerpo segrega una hormona llamada Cortisol y este puede llegar a ser causa de que no os quedéis en estado. Mi recomendación es que lo leáis como si fuera un artículo de cotilleos.

 Se considera que una persona padece infertilidad cuando la pareja lleva un año teniendo relaciones sexuales con asiduidad y no consigue quedarse en estado. En este caso se considera que hay un trastorno de la fertilidad, que puede ser femenina y/o masculina.

Lo primero que se debe realizar es un estudio para descartar y buscar la causas. 

Las causas principales en el caso de la mujer son:

    • Trastornos en las trompas de Falopio.

      Espermatozoides
      Quiste UterinoOvario normal y Ovario Poliquistico
 
  • Miomas.
  • Endometriosis.
  • Malformaciones congénitas (de nacimiento) de los ovarios, trompas o útero.
    • Quistes.
 
  • Premenopausia precoz.
  • Ausencia de ovulación.
  • Trastornos hormonales.
  • Trastornos de maduración del óvulo.
  • Cierre del cuello uterino y tapón mucoso que no se deshace.

Y en el caso del hombre:

  • Cantidad de espermatozoides baja.
  • Movilidad espermatozoica reducida.
  • Aspecto anormal de los espermatozoides.
  • Cierre de los conductos espermáticos.
  • Varices escrotales.
  • Lesiones en testículos.
  • Anticuerpos espermáticos.
  • Testículo alto, no corregido a tiempo.
  • Haber recibido quimioterapia.
  • Anomalías cromosómicas.
  • Trastornos circulatorios.
  • Diabetes.

 Podemos diferenciar la infertilidad en orgánica, que se asociada a problemas irreversibles sin intervención médica, por causas naturales genéticas o por agentes lesionales (como por ejemplo las secuelas de una clamidia, quimioterapia, enfermedades como paperas).. de la lista serían las 5 primeras. El otro tipo de infertilidad es conocida como funcional, es una fertilidad relativa y reversible, ya que puede variar dependiendo de los varios aspectos, a los que dedicaremos el artículo, en la cual también englobamos la Infertilidad sin causa aparente " me han dicho que está todo correcto pero no me quedo embarazada". De las causas que hemos comentado, las que se consideran funcionales son las 5 últimas, que se asocian a alteraciones del eje hormonal. 

En caso que después de un correcto estudio no nos hagan detectado un problema grave de Infertilidad o ningún problema o incluso en casos en que la fertilidad in-vitro este fallando, contemplaremos que no haya una infertilidad funcional. 

Para entender qué podemos hacer lo primero es entender un poco como se regulan las hormonas sexuales femeninas, es decir, como funciona el eje hormonal sexual.

El cuerpo funciona a base de ciclos y la mayoría están controlados por diferentes centros en el cerebro. La Hipófisis junto con el Hipotálamo son las dos glándulas principales que controlan todos los ciclos hormonales de todo el cuerpo. A estas dos glándulas, y en el caso que nos ocupa en su función sobre los ovarios se las conoce como el eje sexual,  también llamado hipotálamo- -hipofisario-ovárico.

 Sistema limbico

 El número de óvulos que tiene la mujer viene determinado des de el día que nacemos y están acumulados de forma microscópica sin madurar en el ovario. En la pubertad el Hipotálamo segrega una hormona (para los curiosos la ‘GnRH’) que es la que activa la maduraciónón y el crecimiento de los óvulos y la que inicia el ciclo menstrual en la niña y durante la vida no sólo hace eso si no que también acelera, frena o paraliza el ciclo menstrual.

Esta hormona llega a la Hipófisis (que es otra glándula) y se encarga de que activar o frenar 2 hormonas ( la FSH y la LH) que serán las que, al llegar a los ovarios, activen o frenen la producción de 2 hormonas más, los estrógenos y la progesterona, las cuáles están diseñadas para la preparación de los óvulos para su fecundación y el útero para que el óvulo fecundado se implante.

A partir de aquí nos vamos a guiar del esquema de este eje y ver que puede afectar en este positiva o negativamente. 

Pondremos como ejemplo el caminar. Para caminar bien necesitamos que nuestra cadera tenga cierto movimiento, y en caso que no tengamos un movimiento completo se puede cojear o incluso caminar bien pero cuando trate de correr, como el grado de exigencia es mayor, no podremos. Según esta comparación, quedarse embarazada es como correr, cuando el eje hormonal está desajustado la regla puede dar como síntomas dolor todos los días, irregularidades... pero no será un problema para la vida diaria. Para conseguir quedarse embarazada es importante que todo en el eje hormonal trabaje correctamente y para ello, es necesario que tengan un buen riego sanguíneo y no haya restricción de movimiento en el útero y los ovarios.

Cualquier alteración en este eje nos puede dar algún trastorno en la fertilidad de esa mujer. 

Los factores que nos pueden influir positivamente y negativamente y que hemos de tener en cuenta cuando creemos que este eje está alterado para conseguir corregir una Infertilidad de tipo funcional son:

- A nivel del útero, que tenga una buena movilidad para que pueda producirse la implantación de forma correcta, es importante que nuestro útero se mueva correctamente y los síntomas que nos indican que pueda haber una disfunción son el dolor en las relaciones sexuales en algunas posturas, dolores premenstrual o durante toda la regla...

 Vagina Utero

- A nivel ovárico también es necesario una buena movilidad de los ovarios para que se produzca una buena producción de estrógenos y progesterona, y conseguir así la correcta maduración y expulsión del óvulo. La mala movilidad ovárica se relaciona con dolores en la ovulación, dolores premenstruales...

- A nivel de la hipófisis, que es la glándula que recoge varios ejes hormonales y para su buen funcionamiento es importante que haya un buen equilibrio a nivel hormonal. Las hormonas funcionan a base de bioquímica, si hay déficits o excesos, las hormonas cambian (ejemplo, en una alimentación muy rica en azúcares por tal de poderlos metabolizar, requiere de una producción de insulina mucho más alta y esto afecta dando una sobre estimulación del eje y a todo el cuerpo, ya que presentamos receptores de insulina en todo el cuerpo).

A nivel hormonal es importante encontrar un equilibrio bioquímico en nuestro cuerpo y para eso es muy importante una alimentación sana y equilibrada (hay varios estudios que relacionan los ovarios poliquísticos con el sobrepeso excesivo y la obesidad, sobretodo se relaciona con personas con una alimentación rica en azúcares y hidratos). Os lo dice una persona apasionada por el dulce y por cocinar dulces, pero por desgracia contra más estudiamos más cuenta te das de lo sumamente crucial que es la alimentación en la salud.

Dieta de la fertilidad

El concepto de alimentación sana y equilibrada varia mucho según la visión de cada persona, des del punto de vista sanitario de forma general es una dieta aquella con la que semanalmente se ingieren pescado azul, pescado blanco, carne (1-3 veces a la semana), legumbre; diariamente frutas y verduras (sólo ensalada no sirve) y se evitan el exceso de hidratos diarios (pasta, pan...) y azúcares. Pero no entraré dentro de la nutrición, ya que se trata de un tema sumamente complejo y cada persona tiene sus propios déficits y excesos.

 Hipotalamo Pituitaria Cerebro 

- A nivel del hipotálamo, el principal factor de influencia es el Sistema límbico, que si habéis leído algún otro artículo ya se ha nombrado. Es el que recoge todas las emociones, lo llamaríamos el cerebro emocional. Toda la información que recibe nuestro cuerpo a través de los sentidos (tacto, olfato, vista, audición...) pasan por él y este modifica las respuestas hormonales, corporales... priorizando las necesidades.  (Ejemplo, cuando hay un sentido de miedo y de huida, aunque anteriormente tuvieras ganas de orinar, desaparecen porque tu cerebro emocional cambia según las prioridades). En la sociedad en que vivimos estamos bajo una situación de estrés tan significativa, que nuestro cuerpo priorizar el estar en una situación de alerta (segregamos cortisol en dosis excesivas) para ser capaces de llegar a todo y inhibe todo el funcionamiento hormonal dificultando el quedarse en estado.

 Varios de los signos que nos indican un desajuste del eje son un ciclo irregular, dolores durante la menstruación o durante la ovulación, cambios en la sudoración, golpes de calor...

 Para que visualices casos os aquí os incluyo varios ejemplos:

  • Una alteración de la GnRH, en las mujeres deportistas de alto rendimiento puede dar una ralentización del ritmo de segregación de esta hormona, y como resultado una anovulación (desaparición del ciclo menstrual), es un trastorno variable, funcional. Es una de las causas de la desaparición de la regla, pero no es la única.
  • Una alteración de la hipófisis, para que se hagan una idea, la hipófisis es una glándula compartida con otros ejes hormonales, la afectación de otro eje puede afectar a este, como un hipertiroidismo.
  • Una alteración de los ovarios y/o uterina, como los ovarios poliquísticos o una mala movilidad uterina, pueden dificultar la expulsión del óvulo o la implantación a nivel del útero.

 Después de un año intentando quedarte embarazada deberíamos tener en cuenta todos los factores que hemos comentado en el artículo. ¿Cuáles son nuestros niveles de estrés? (y nos podemos plantear como mejorar nuestros niveles de estrés, delegando o cambiando el grado de prioridad de las cosas o aprendiendo a canalizar el estrés de alguna manera, en cualquier caso lo ideal es hablarlo con una persona muy cercana o con un profesional que os ayude). ¿Cómo es nuestra alimentación? ¿Es una alimentación sana y equilibrada? Mi recomendación siempre es buscar un apoyo de alguien que trabaje con este tipo de patologías. ¿Cómo es mi regla, tengo mucho dolor? En principios las reglas no deberían ser dolorosas, el primer día a lo sumo. ¿Me duele en las relaciones, especialmente en algunas posturas? Puede ser que se trate de un aumento de tensión a nivel perineal (igual que se contractura la musculatura cervical también se contractura el periné).

 Os animo a aquellas personas que estéis luchando por ser padres y no lo hayáis conseguido a probar con estos cambios (incluso con el apoyo de algún profesional si lo creéis necesario) porque muchas veces las cosas tienen soluciones más sencillas y económicas de lo que nos pensamos. Y no os olvideis de disfrutar con la pareja, ya que al fin y al cabo la felicidad es la meta que nosotros nos marcamos, podemos llegar a ser tan felices o más sin hijos. Os deseo mucha suerte!

 

Ovario fecundando con espermatozoide 

 

Escrito por Aida Santos